viernes, 26 de diciembre de 2008

Sistemas de Ventilación Forzada en Túneles: Sistema de Ventilación en el Túnel de Somport.





El túnel de Somport cuenta con un sistema de ventilación semitransversal reversible que permite la impulsión de aire fresco o extracción de humos en caso de incendio, a través del falso techo. Éste cuenta con trampillas regulables de 1,5 m2 de sección, colocadas cada 99 m, que ayudan a repartir homogéneamente el flujo del aire a lo largo de todo el túnel y permiten concentrar la extracción de humos en una zona restringida, en caso de incendio. En la parte española, las trampillas se complementan con pequeñas boquillas accionables de inyección de aire fresco, situadas cada 11 metros, que permiten un reparto más homogéneo del aire fresco.

El sistema de ventilación cuenta con tres puntos de intercambio de aire con el exterior, uno en cada una de las bocas, y otro central. Asociado a cada uno de estos tres puntos de intercambio de aire existe una estación de ventilación: (1) Estación de Boca Francia, desde donde se ventila la parte francesa del túnel (2.849 m), (2) Estación de ventilación Intermedia en "Caverna Central", en el interior del túnel y cuyos conductos comunican con el Circo de Rioseta, desde donde se ventila la parte central del túnel (3.520 m) y (3) Estación de ventilación de Boca España, que da servicio a los 2.241 m. iniciales del túnel en territorio español.

Desde el punto de vista de la ventilación, el túnel está dividido en 7 cantones o zonas de ventilación, 2 en el lado francés, ventilados desde la Estación de Boca Francia, y 5 en el lado español, los tres interiores ventilados desde la Estación Intermedia y los otros dos. La ventilación de cada uno de los cantones es realizada por dos ventiladores de flujo axial de potencias que varían entre los 160 KW y los 630 KW: uno para la impulsión de aire fresco, y otro para la extracción de humos (aunque, en general, su reversibilidad les permite realizar ambas funciones, en caso necesario). En cada uno de estos cantones es posible regular la intensidad del flujo de aire o establecer el modo de impulsión o extracción independientemente.

El suministro de los sistemas de ventilación en la parte española y francesa tiene origen distinto: ZITRÓN en un caso y Seitha Tecniques & Realisations (con ventiladores de HOWDEN SIROCO) en la parte francesa. No obstante, el control del conjunto del sistema se realiza de forma integrada desde el Sistema de Gestión Técnica Centralizada (GTC). Para ello el túnel cuenta con detectores de CO cada 400 metros y de opacidad cada 600 metros. En función de los valores registrados en éstos y su evolución, un algoritmo de control establece el caudal de aire más adecuado en cada cantón. En caso de incendio, este algoritmo considera también las señales del sistema de detección de incendios y otras variables (localización de extintores retirados, puertas de emergencia abiertas, etc.). En función de ello, establecerá el cantón o cantones donde es necesario activar la extracción y las boquillas y/o trampillas a abrir o cerrar, en función de la localización del fuego.

Como complemento al sistema de ventilación principal del túnel, existe un sistema de ventilación auxiliar, equipado con ventiladores centrífugos que dan servicio a los locales técnicos y proporcionan aire fresco al interior de nichos y refugios a través de conductos específicos bajo la calzada. Además de garantizar el volumen de aire fresco necesario para sus eventuales ocupantes, mantiene estos locales en sobrepresión, impidiendo que los humos del túnel penetren en los recintos de seguridad. Las galerías de evacuación que conectan los refugios con el túnel ferroviario o el exterior son autoventiladas.