viernes, 5 de septiembre de 2008

Sistemas de Ventilación Forzada en Túneles: Sistema de Ventilación Longitudinal Simple.

Con este apartado se pretende dar a conocer la existencia de diferentes sistemas de ventilación forzada existentes en los túneles así como el papel fundamental que desempeñan, no solo correspondiendo al funcionamiento habitual del túnel en sí (manteniendo los niveles de contaminación dentro de unos umbrales admisibles), sino que también debe ser capaz de permitir la evacuación en caso de incendio, y el control de la nube de gases y humos producto de la combustión de dicho incendio. Además, los diferentes sitemas de ventilación a instalar en los túneles, también deben mantener unas condiciones aceptables en un gran número de recintos auxiliares que, cada vez más, son necesarios para albergar las instalaciones del túnel, el personal de explotación...etc.

Sistema de Ventilación Longitudinal Simple:

Este tipo de Sistema de Ventilación consite en la disposición de ventiladores de chorro en la clave del túnel, separados por cierta distancia, y los cuales, una vez activados, generan una corriente longitudinal de aire, haciendo circular el aire a lo largo de todo el túnel en un único sentido, de manera que el aire que se succiona por una boca se expulsa por la otra.


Ventiladores de chorro:

Este tipo de ventiladores a los que, también se denomina aceleradores son los empleados típicamente para los sistemas de ventilación longitudinal. Estos equipos constan de un núcleo central donde va situado el rodete el cual sirve de soporte a los álabes, fijos, que se acopla el eje de giro del motor eléctrico. El conjunto se completa con silenciadores que se acoplan a ambos lados del ventilador para reducir el ruido producido. Estos ventiladores pueden ser reversibles o unidireccionales en función del tipo de álabe empleado y la capacidad del motor de invertir su sentido de giro.

Los aceleradores se colocan dentro del túnel (habitualmente en el techo, aunque en casos de gálibo reducido se acoplan a las paredes laterales) aportando la energía necesaria al fluido para mover el aire en el interior del túnel. La velocidad de giro de este tipo de ventiladores es normalmente constante y por tanto el caudal impulsado y la cantidad de movimiento aportada. La regulación necesaria se consigue aumentando o disminuyendo el número de ventiladores encendidos simultáneamente.

1.- Cuerpo Ventilador.
2.- Rodete.
3.- Motor.
4.- Amortiguador de ruido.
5.- Carenado de enrtada (Lado rodete).
6.- carenado de entrada (Lado motor).

Generalmente este tipo de ventiladores son reversibles, es decir, que pueden cambiar el sentido del flujo del aire dentro del túnel, con tan sólo invertir su giro de funcinamiento.
El Sistema de Ventilación Longitudinal Simple está especialmente indicado para túneles con un sentido único de circulación, incluso para grandes longitudes (Túneles de hasta 3.000 m. de longitud). En caso de incendio, se impulsan los humos y gases de la combustión hacia la boca de salida de los vehículos, evitando el retroceso de los humos a la zona en la que se produce la retención de vehículos debido al accidente o incendio.